El email certificado, una prueba irrefutable en una causa judicial

El email certificado, una prueba irrefutable en una causa judicial

noticia expansion u cert

El Tribunal Supremo ha recogido en uno de sus autos la validez jurídica de una notificación realizada vía email certificado entre un procurador y un cliente moroso. Este hecho, recogido por el periódico Expansión, es un espaldarazo más a los productos tecnológicos que desarrolla CC3M en materia de firma digital.

Como recoge el artículo de Expansión, el auto del Tribunal Supremo supone un antes y un después para las comunicaciones digitales certificadas.

En el ámbito procesal, el art. 162 de la Ley de Enjuiciamiento Civil prevé que los actos de comunicación entre las partes puedan ser efectuados por medios electrónicos que garanticen la autenticidad de la comunicación y de su contenido.

Un correo electrónico normal puede ser impugnado, como se ha intentado hacer en el Caso Nóos. Sin embargo, hacerlo con un email certificado es casi imposible, ya que las compañías de certificación electrónica recogen todo tipo de pruebas de la comunicación. Estas empresas actúan como un tercero de confianza y guardan ante notario las actas de comunicación que prueban la transmisión, el acuse de recibo, las fechas de envío, el contenido íntegro del correo, así como la identidad del remitente y el destinatario y sus direcciones IP.

“Además de que los correos electrónicos certificados refuerzan el valor probatorio de las comunicaciones, también sirven para reducir costes”, recoge Expansión.

CC3M también ofrece esta rigurosidad probatoria con los mensajes SMS certificados.

Tags:

Written by

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *